Suscríbete a nuestros boletines para informarte de la programación del IVAM

El IVAM presenta una visión contemporánea de Julio González en diálogo con 11 artistas internacionales

IVAM 22 marzo 2017

Nota post Las constelaciones de Julio González

Valencia. El director del Institut Valencià d’Art Modern, José Miguel G. Cortés, y el conservador responsable de la colección del museo, Josep Salvador, han presentado la exposición Las constelaciones de Julio González: entre la representación y la abstracción con un recorrido por la muestra.

“La exposición realiza una nueva lectura de la colección de Julio González. El IVAM es un museo que intenta cambiar constantemente, que intenta plantear nuevas relaciones que enriquezcan la visita. La obra de Julio González necesitaba esta nueva visión más contemporánea”, ha explicado el director del IVAM.

La colección de Julio González es la más importante y de referencia del IVAM con más de cuatrocientas obras en sus fondos, entre esculturas, pinturas, dibujos y piezas de orfebrería. Para esta exposición se han seleccionado 42 obras de uno de los escultores más importante del siglo XX, todas procedentes de los fondos del IVAM, en diálogo con 11 esculturas de artistas como Andreu Alfaro, Martin Chirino, Georg Herold, Jacques Lipchitz, Miquel Navarro, Jaume Plensa, Reiner Ruthenbeck, Joel Shapiro, David Smith y Tony Smith que demuestran la vigencia de sus aportaciones artísticas.

La exposición muestra el gran legado de Julio González (1876-1942), un artista anclado con fuerza en la modernidad barcelonesa que calibró pronto la vertiente subversiva aventurada por el arte nuevo del período de entreguerras. “Las constelaciones de Julio González: entre la representación y la abstracción es una muestra que vincula las creaciones de Julio González con el pasado, el presente y el futuro de la historia del arte. En el pasado, el escultor fue capaz de incorporar una nueva lectura de la escultura. En el presente, se plantea la relación con otros artistas del último siglo. Y a través de su obra podemos vislumbrar por dónde irá el futuro artístico”, ha resumido José Miguel Cortés.

La muestra está formada por cinco salas

El comisario de la exposición, Josep Salvador, ha dividido la muestra en cinco áreas temáticas ofreciendo “una visión más calmada y tranquila”. Las salas muestran ‘la transformación de la mirada y la percepción’, ‘los valores racionales e intuitivos’, ‘las formulaciones arquitectónicas y espaciales’, ‘los procesos y conciencia de la forma’ y ‘la estructura del objeto y su defensa de la ficción’. “El trabajo de Julio González tiene mucho que ver con un diálogo con el espacio, por lo que hemos intentado aligerar la muestra para que la galería quedara más diáfana y así mostrar la destreza técnica y la sensibilidad de las esculturas de Julio González”, ha argumentado.

La exposición no incluye ninguno de los dibujos de Julio González que han regresado al depósito del IVAM “por criterios de conservación y, también, para destacar la gran aportación de Julio González a la escultura”, ha concretado Josep Salvador. Entre las piezas que no faltan en la muestra son las más representativas del denominado “maestro del hierro”, como Mujer ante el espejo (ca. 1936-1937), Los enamorados II (ca. 1932-1933), Daphné (1937), El sueño/el beso (ca. 1934) o Máscara de adolescente (ca. 1929-1930).
En la primera sala las piezas de Jacques Lipchitz y Andreu Alfaro acompañan a las esculturas de Julio González que se caracterizan por un análisis formal a través de planos, con planchas recortadas y soldadas. La segunda sala muestra la dualidad entre las manifestaciones del orden y la naturaleza, dos fuertes componentes también presentes en la obras de Tony Smith y Martín Chirino que siguen el rumbo anunciado por Julio González.

Conforme avanza la exposición vamos descubriendo la importancia de la creación del espacio en Julio González y la utilización del vacío”, ha explicado el comisario, mientras que “en la penúltima sala de la muestra las piezas de Julio González se van depurando y se incorpora la técnica del ensamblaje”. En esta misma sala las esculturas de Reiner Ruthenbeck, Miquel Navarro y Georg Herold apelan a formas misteriosas.

Las protagonistas de la última galería son la escultura Mujer ante el espejo de Julio González, situada en el centro, de la que este año se cumple el 80º aniversario desde su creación en 1937, además de algunas de sus últimas obras, como la Monserrat. Estas piezas del escultor catalán conviven con las de Joel Shapiro y David Smith, “quien desempeñó un papel muy importante poniendo en valor la aportación de González a la escultura contemporánea con el ya célebre artículo ‘González, el primer maestro de la soldadura’ publicado en Art News en 1956”, ha concluido el comisario de la muestra.

Imágenes

EmailFacebookTwitterGoogle+