Soldados jugando a morir y matar. Exposición Fake Games. El monumento colectivizado

EmailFacebookTwitterInstagram