El artista Fernando S. Castillo en el memorial colectivo de la exposición Fake Games. El monumento colectivizado

EmailFacebookTwitterInstagram