Nanda Botella. Vertebrados

NOTA DE PRENSA

IVAM 12 Junio 2014

Institut Valencià d’ Art Modern

12   de junio – 24 de agosto 2014

Comisario: Fernando Castro

La exposición de la artista valenciana Nanda Botella está compuesta por una instalación en la Galería 8, realizada entre 2013 y 2014, que consta de dos estructuras de hierro ensambladas y más de 4000 piezas de cerámica esmaltada que a modo de un cobertizo, invita al visitante a disfrutar de los juegos de luces y sombras y de la textura de los materiales.

Se incluyen también dos maquetas de la propia instalación y un políptico de técnica mixta sobre lino que refuerzan la pieza principal.

Como parte de la exposición, se ha instalado en la explanada del IVAM una fuente, creada ex profeso para la ocasión por la artista, donde los juegos de luces con el agua y el movimiento de sus piezas potencian su capacidad expresiva y de interacción con el público.

Con motivo de la muestra se ha editado un catálogo con imágenes de las obras expuestas y textos de la consellera de Cultura, Educación y Deporte, Mª José Catalá y del comisario, Fernando Castro.

Nanda Botella es una artista que utiliza distintas técnicas para expresar una práctica artística poliédrica . Su poética es fruto de una constante contemplación de la vida a través del arte y de la necesidad de implicarse vitalmente con su entorno a través de su obra. Sus creaciones parten de una reflexión continuada de las manifestaciones artísticas y se plasman en obras que buscan ser compartidas, tanto en el proceso como en su resolución definitiva.

Fernando Castro señala que «la obra de esta creadora valenciana se aparta de las tendencias , lo que la situaría en un territorio propio, alejado de sectarismos y corsés teóricos que se desarrollan al hilo de la moda”. La obra de Nanda Botella es una incesante construcción de significados a través de distintas técnicas: pintura, collage, instalaciones… que componen un lenguaje acorde con sus sueños y deseos.

Nanda Botella ha desarrollado a lo largo de su carrera como artista plástica una investigación constante sobre las posibilidades expresivas de distintas técnicas. La experimentación con la materia   y la gestualidad tienen una presencia fundamental en su obra. “Sus pinturas, añade Castro, podrían relacionarse con la abstracción, tanto la gestual de Pollock como la más espiritual de Rothko. En ambas se aprecia una implicación emocional, a la vez que una búsqueda de nuevas formas”.

En la obra de Nanda Botella aparecen signos que pueden remitir a la escritura, como en los collages donde se recupera la memoria fragmentada. Esa misma memoria también puede apreciarse en la huella que deja al trabajar el barro. En la instalación que se presenta en el IVAM se aprecia el placer de la manipulación en las piezas de cerámica, que se muestran atrapadas en un «bastidor» metálico. Cada pieza es distinta y similar a las otras, trabajada bajo una potente idea pero marcada por el azar y la emoción de cada día.

Nanda Botella ha realizado a lo largo de un año esta instalación en una fábrica de Manises. La cerámica cocida aporta todos los elementos que seducen a la artista: la huella de las manos al trabajar el barro, la complejidad de la técnica, sus calidades luminosas, la relación con el entorno y la concreción en un resultado que envuelve al espectador y a la artista como un «atrapasueños» plástico.

EmailFacebookTwitterInstagram