CALDUCH. Después de la mirada

NOTA DE PRENSA

IVAM 23 Octubre 2014

 23 de octubre 2014-11 de enero 2015

La exposición, ubicada en la Galería 3 del IVAM, presenta una selección de obras de gran formato realizadas entre 2011 y 2014 por Rafael Muñoz Calduch (Villar del Arzobispo 1943), un destacado artista que ha desarrollado su labor desde los años 60 hasta la actualidad.

La muestra está compuesta por 11 polípticos, concebidos específicamente para la galería 3 del IVAM, en los que plasma su interés por la riqueza de los juegos de la monocromía, junto a su experiencia en el estudio de las capacidades expresivas de los pigmentos, para transmitir sentimientos y vivencias mediante los matices creados por la superposición de capas.

El catálogo realizado con motivo de la exposición contiene textos de Rafa Marí: Calduch o la reinvención del color, en el que revisa, en forma de entrevista, las claves de la obra de Calduch, su proceso y la relación del artista con la sociedad y el mundo del arte; y un ensayo del crítico Marek Sobczyk titulado Después de la mirada en el que se analizan sus obras desde el punto de vista teórico y crítico. La publicación reproduce las obras expuestas y el proceso creativo del artista.

Rafa Calduch estudió en la Escuela de Bellas Artes de Valencia. Actualmente ejerce la docencia en la Facultad de Bellas Artes de San Carlos de la UPV como catedrátrico. Dirige el Taller de procedimientos gráficos de expresión, además de impartir cursos y seminarios dentro y fuera de España.

Sus primeras exposiciones se remontan a los años 60. A principios de la década de los 70 funda, junto a otros artistas, el Grupo Bulto. En ese momento, su pintura es claramente figurativa y con una gran carga de denuncia social y política. En cierta manera, es coincidente con otros colectivos de artistas valencianos como Equipo Crónica y Equipo Realidad.

Entre sus primeras series, de gran simbolismo, se encuentran Vietnam(1968), El descanso del guerrero (1973), Interior (1974), Camisetas colgadas (1976), Chimeneas (1977) o Desde la ventana (1981). A lo largo de los 80, sus obras comienzan un proceso que culmina en la ausencia de elementos de referencia real o simbólica.

La continua investigación sobre la expresión formal de los estados de ánimo le hace desembocar en la no-figuración o en la pintura-pintura, de la que esta exposición, centrada en su obra más reciente, es una reveladora muestra. Al mismo tiempo, nos permite conocer a uno de los pintores más importantes y reconocidos del informalismo minimalista valenciano e internacional.

Rafa Calduch propone al espectador descubrir lo que hay «después de la mirada» a la obra de arte; anima a reflexionar «libres de prejuicios» sobre este complejo mundo de formas, colores «inventados» y texturas sobre el lienzo de sus pinturas, que se presentan sin agarraderos figurativos y temáticos, yendo a lo esencial e inmanente en la obra de arte. De esta manera se establece el diálogo entre obra y espectador que crea nuevas formas de ver.

La vivencia y el sentido del proceso creativo de la pintura de Rafa Calduch es especialmente subrayada por Marek Sobczyk en su texto. «Después de la mirada» que da título a la exposición : «Toda disciplina artística se inscribe en el interior de una experiencia artística, de un proceso vital , y si se quiere dirigir uno al encuentro de la obra de Calduch, hay que empezar por tomar conciencia de su total compromiso como ser, con todo lo que implica de exigencia, de constancia, de fuerza, y también de fragilidad . Es desde este proceso, es decir, desde la unidad de esta regular continuidad de una praxis con la técnica que acompaña su producción, que el artista experimenta, postula al mundo y nos devuelve su visión y su emoción; este «en continuidad de la mirada», este «más allá de la mirada» que abriéndonos un espacio…nos sumerge en una memoria, en la memoria de las cosas, en la memoria de la mirada y de lo recibido»

EmailFacebookTwitterInstagram