JULIO GONZÁLEZ

Femme au miroir (Mujer ante el espejo), 1936-37
Hierro forjado y soldado
203,8 x 60 x 46 cm

Julio GONZÁLEZ (Barcelona, 1876-París, 1942)

La obra del escultor Julio González es un referente esencial en el periodo de las vanguardias artísticas europeas de entreguerras. Su compromiso con los nuevos valores del humanismo frente a las tendencias autoritarias sigue justificando que el IVAM dedique una de sus salas permanentes a sus logros constructivos. Supo poner su dominio técnico de la forja y la soldadura al servicio de una visión inédita de la forma que incorporaba las posibilidades expresivas del vacío. Su trabajo tridimensional que definió como “dibujar en el espacio” nunca abandonó su interés por la figura humana en toda su complejidad emotiva y existencial.

En 1936 y1937 asistimos a la culminación de las proclamas de la nueva sensibilidad moderna integrando los avances vanguardistas de las primeras décadas alrededor de los conceptos surrealistas y de la abstracción. La Exposición Universal y la muestra dedicada a los Orígenes y desarrollo del arte internacional independiente, ambas celebradas en París en 1937, proporcionarán sendos escenarios privilegiados para mostrar el impacto social y la capacidad comunicativa de estas vías de modernización y progreso. Julio González participó en las dos manifestaciones. En primer lugar pensó en exhibir su escultura de gran formato Femme au miroir (Mujer ante el espejo) en el pabellón español de la muestra universal. Sin embargo las dudas del comité organizador lo convencieron para que la sustituyera por una obra de mayor dramatismo como la Montserrat. La fortuna crítica quiso que la escultura descartada para el pabellón acabara en el contexto más específicamente artístico centrado en el arte internacional independiente y donde se ofrecía el primer panorama sistemático de las tendencias artísticas del primer tercio del siglo pasado.

Josep Salvador
Conservador

EmailFacebookTwitterInstagram