JAMES ROSENQUIST

Red Applause, 1966
Acrílico sobre lienzo, dos paneles móviles unidos y motor eléctrico
148 x 174 cm
Donación del artista

 

James Rosenquist (Grand Forks, Dakota del Norte, 1933 – Nueva York, 2017)

“Debo decir en primer lugar que sólo acepto la existencia de cinco artistas pop puros y duros en toda Nueva York. Todos ellos usan técnicas y colores comerciales agresivos para trasmitir sus imágenes, que son sin la menor duda, populares y representativas, pero lo que hacen estilísticamente con esos recursos no es siempre de la misma índole. Los Cinco de Nueva York son los siguientes: Andy Warhol, Roy Lichtenstein, Tom Wesselmann, James Rosenquist y Claes Oldenburg”. Con esta contundencia se expresaba la crítica de arte norteamericana Lucy Lippard, en su seminal libro El Pop Art, editado en 1966, sobre los artistas asociados al arte pop en la ciudad norteamericana.

James Rosenquist (uno de “los cinco”), es el autor del díptico con movimiento, Red Applause que forma parte de la colección del IVAM junto a cuatro obras más. Pintado, como el propio artista indica, con el método que aprendió como pintor comercial -de vallas publicitarias-, Red Applause introduce una gran novedad, el movimiento en la pintura. La obra reproduce exactamente su título, un aplauso rojo, y necesita de un mecanismo accionado por un motor de 220v para mover los dos lienzos de los que se compone.

La decisión de Rosenquist de utilizar técnicas y temas populares supuso algo más que una mera apropiación de la pintura de anuncios. Se trataba de una cuestión de elección, de una nueva base para hacer arte. Formado en la Universidad de Minnesota y en la Art Student’s League de Nueva York, durante los años que estuvo trabajando como pintor de vallas, siempre distinguió entre su trabajo comercial y su práctica de estudio. Pese a todo la distinción nunca fue estricta ni permanente, pintar vallas le daba la oportunidad de contemplar una enorme composición desplegada, y la posibilidad de investigar texturas de superficies pictóricas. Y en Red Applause, añadió el movimiento, imprescindible cuando se pretende visualizar la acción de aplaudir, y que pone a la obra en relación con otra, también en la colección del IVAM: The Critic Laughs de Richard Hamilton, que para expresar la risa, utiliza un motor también, en este caso el de un cepillo de dientes eléctrico.

Teresa Millet
Conservadora

EmailFacebookTwitterInstagram