Tres arbres i tretze fruites, Laura Palau (Vallat)

CONFLUÈNCIES. Intervenciones artísticas en los pueblos de la Ruta 99

De la mano de los agricultores del pueblo comandados por las mujeres, que son las que hacen casa, fuimos a buscar aquellos árboles locales de resiliencia que se habían ido perdiendo. Siguiendo el trabajo de Connecta Natura para preservar estas raíces, nos ponemos a recolectar varillas de perelloter, de pera agra y de la pera cristal·lina, de la poma roja y de la de morro de llebre, de la bresquilla xurreta y de la de molla blanca… Con el objetivo de construir un reservorio vivo en el pueblo, al alcance de los vecinos y curiosos.

Utilizando la técnica del injerto introducimos esquejes de variedades autóctonas, que con sentido de supervivencia se aferran al patron. El injerto nos permite introducir el pasado en el presente, reviviéndolo y proyectándolo al futuro. Injerto de escudete, injerto de chip, de chapa, de púa… Tres árboles y trece variedades frutales que de una misma rama y dejando pasar el tiempo, saldrán almendras, melocotones y albaricoques. A la izquierda del melocotonero y centrado en medio del bancal podrás recolectar limones, mandarinas, naranjas y pomelos, para aquellos que disfrutan de lo amargo. Y cuando venga el frío el membrillero nos traerá manzanas y peras para pasar el invierno.

Puedes descargar aquí toda la información de mi intervención.

Laura Palau (Benlloc, 1993) hace uso de la fotografía, la performance y el juego para remediar los hábitos y prácticas que nos oprimen en el espacio público. Criada en los valores de la agricultura y la ecología, trabaja ayudándose de esta lógica, la del campo, para separar lo superficial de lo útil, cultivar la paciencia y situar el norte. Planteando una práctica sutil que se integra como un incidente más en la constelación de imágenes que nos envuelven.

imágenes

EmailFacebookTwitterInstagram