Acto de conciliación, Pilar Beltrán (Villanueva de Viver, Alto Mijares)

CONFLUÈNCIES. Intervenciones artísticas en los pueblos de la Ruta 99

Villanueva de Viver es un pueblo fronterizo a caballo entre la Comunidad Valenciana y Aragón, un lugar de cruce de culturas donde, en sus orígenes, convivieron moriscos, judíos y cristianos. Me interesa ese carácter fronterizo y multicultural, con todo lo que ello implica, en tanto que lugar de encuentro y confrontación, a la vez.

«Los pueblos no son ese lugar idílico y sin problemas que imagina el visitante. En ellos todos se conocen y hay rencillas que vienen de mucho tiempo atrás», comenta una vecina.

Cuando busco en el archivo histórico datos sobre su población, descubro también varios documentos del Juzgado Municipal, entre los que hay cinco actos de conciliación fechados a comienzos de los años cuarenta, primeros años de posguerra… Actos de Conciliación. Me atraen estos documentos no solo por su carácter jurídico, sino también a nivel estético y poético.

Conciliar, ser capaces de acercar posturas y llegar a acuerdos, está en la base de toda convivencia. Con esta idea en mente estoy tejiendo una propuesta a partir de lo escuchado y observado durante mi estancia. Un proyecto, todavía en fase de materialización, basado en pequeños actos de conciliación, a partir de gestos cotidianos y elementos de la naturaleza, que de forma metafórica nos hablen de posibilitar la vida. 

Descarga aquí la información sobre el proceso de intervención artística que está realizando Pilar Beltrán en Villanueva de Viver.

Pilar Beltrán (Castelló, 1969) compagina la creación artística con la docencia en la Facultat de Belles Arts de València (UPV). Sus propuestas surgen, a menudo, de reflexionar sobre lo más cercano para entender lo global, utilizando elementos (auto)biográficos para hablar de la experiencia colectiva.

imágenes

EmailFacebookTwitterInstagram